POR TEMAS

lunes, 10 de diciembre de 2012

"LO SIENTO MUCHO, MEQUIVOCAO, NO VOLVERAOCURRÍ"

[modo ironía] { 

}

Cuando el rey mató un elefante durante sus costosas vacaciones que incluían alguna que otra caidita por suelos africanos dijo: "lo siento mucho, mequivocao, no volveraocurrí". El elefante sigue muerto, no sé si le habrá perdonado, pero parece ser que al pueblo le ha servido y el rey es ahora, incluso, más campechano y humilde...


Cuando saltaron por la ventana un par de personas que iban a ser desahuciadas el PSOE dijo: "lo siento mucho, mequivocao, no volveraocurrí". ¿Le ha servido también al pueblo? No legislaron algo que tenían que haber legislado pero no importa porque los miles de personas desahuciadas hasta ahora les perdonan y, aun en la calle, admiran la humildad de estos grandes políticos.

La alcaldesa digital de Madrid pidió perdón a los madrileños: "lo siento mucho, mequivocao, no volveraocurrí", por haber contratado a una empresa 'mala malísima' para organizar fiestas en sus instalaciones (perdón, en nuestras instalaciones). Las familias de las 5 chicas que fallecieron viven en paz al saber que la alcaldesa se ha arrepentido. Y los madrileños ¿la han perdonado?

Ya sabes, la próxima vez que en tu trabajo, si lo tienes, te equivoques, dile a tu jefe "lo siento mucho, mequivocao, no volveraocurrí". Y te subirá el sueldo.

[modo ironía] {



} 

3 comentarios:

  1. Pedir perdón es un primer paso. No es suficiente, pero hay que saber valorarlo en su justa medida. En cualquier escuela de padres te dicen que si te equivocas, como padre, el pedir perdón al hijo no te quita autoridad ni te rebajas. Solo te dignifica.Evidentemente, tiene que estar acompañado por seguir estando cada actor en su sitio.Ayer los dos programas de Jordi Evolé "clavaron" la foto de la sociedad española ("Con la comida no se juega") y que otro mundo es posible ("Reiniciando España"). Su resumen es que hay que volver a los valores del ser humano que le honran. No se nace "queriendo ganar más dinero", eso se enseña. En nuestras manos está reeducar a la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Siento no estar de acuerdo, pero los políticos no son los padres (mira tú por donde, los reyes sí). Pedir perdón dignificará pero no es suficiente. A los políticos los elegimos, a los padres no. Pedir perdón vale si detrás hay alguien coherente que se ha equivocado y que asume las consecuencias: dimite. Porque ha fallado, y su fallo, en algunos casos, tiene consecuencias irreparables.

    ResponderEliminar
  3. Pedir perdón dignifica si no se producen conseuencias graves, no quita lo cortés para lo valiente, pero pedir perdón y despachar con un plumazo ridículo "lo siento mucho, mequivocao, no volveraocurrí", es el colmo del ridículo, y sobre todo cuando se trata del máximo representante de la Nación, produce bochorno y algunas sensaciones más, aunque lo mejor es correr un tupido velo y aceptar las disculpas.

    En cuanto a la Alcaldesa de Madrid, me parece muy bien que pida perdón, pero dado que ella es la primera responsable, además del perdón, se le deben exigir las responsabilidades que dictaminen los jueces y la dimisión por su incompetencia, por que el perdón en este caso no vale si no va acompañado de la reparación.

    Estoy totalmente de acuerdo con Gonzalo, tanto en la entrada como en su último comentario y sin que sirva de precedente.

    Fdo. SUSPIROS DE ESPAÑA.

    ResponderEliminar

Por favor, firma tus comentarios. En caso de no hacerlo estos podrán ser eliminados.

CANAL YOUTUBE

Loading...

CANAL MTB VIMEO